Empinar papalotes que no se van a bolina

Onelia Chaveco

El cielo cubano se llena depapalote

 mil colores en diciembre cuando niños y adolescentes empinen sus papalotes, a lo largo del país, en una fiesta de celebración por la garantía de sus derechos humanos en una Cuba libre y socialista.

La tradición de empinar un papalote, un juego antiquísimo entre los pequeños, implica amistad, solidaridad, y alegría al adueñarse desde la tierra de una parte hermosa del cielo.

Con esa iniciativa de la Unión de Jóvenes Comunistas y el Instituto Cubano de Deportes, Educación Física y Recreación, el más joven relevo manifiesta su regocijo de vivir en cada una de las comunidades de este país caribeño.

También la cita de a volar papalotes  es a menudo un clamor de los niños contra el bloqueo yanqui a Cuba.papalote 1

Y por supuesto, resulta una vía para preservar esos entretenimientos tradicionales que divirtieron a tantas generaciones.

Por eso recordé aquella canción de Silvio Rodríguez  El papalote se fue a bolina, en la cual el negro Narciso, el mocho, construía papalotes y hasta “coroneles” para vender porque “era un encargo de quien mandaba”.

Imaginé a Silvio entre la chiquillería, sin poder volar aquel cometa y a la espera de los caramelos que Narciso con la paga de su venta repartía, no sin que antes aquel hombre separara “el dinero de la tristeza” para la compra de su aguardiente de Carta de oro.

Esa imagen marcó un pasado de pobreza y miseria, donde los niños no tenían derecho ni al estudio, ni a la salud, ni siquiera a un lindo papalote.

Pero mientras  Silvio con unos 10 años, corría tras Narciso, Fidel en 1956 conducía el yate Granma hacia las Coloradas con su carga de libertad.

Por ello en enero de 1959 no más papalotes se fueron a bolina, y el retrato de barrio pintado en el verso del poeta quedaría muy alejado de la realidad cubana de hoy.

Según José Miguel Varela Martínez, un cienfueguero quien también empinó catanas,  los mejores meses para volar papalotes son noviembre, diciembre, enero y febrero, en         los cuales los vientos arrecian y apenas llueve.

Expresó que ese es un juego común de campos y ciudades como lo constituyen las bolas y los yaquis, y lo mejor es que en los últimos tiempos empinan papalotes tanto los niños como las niñas.

José Luis Pérez Borroto, otro amante de los papalotes, contó de sus experiencias allá en el municipio de Abreu, cuando fabricaban los diversos tipos de estos artefactos.

Según cuentan,  el origen del papalote se ubica en China 400 años antes de nuestra era.

Letra de la Canción EL PAPALOTE SE FUE A BOLINA

Silvio Rodríguez

Será por tu vivienda
hecha de ruinas y de misterios,
porque rompías la roca
para ganarte un par de medios,
o por tus tirapiedras
los más famosos de la loma,
con la mejor horqueta de la guayaba
y duras gomas.

Será por todo esto
que mi memoria se empina a ratos
como tus papalotes
los invencibles, los más baratos.

Y te levanta en peso
Narciso el mocho para ponerte,
junto a los elegidos,
los que no caben en la muerte.

El papalote, cae, cae, cae, cae,

El papalote cae, cae y
se va a bolina la imaginación,
buena cuchilla lo picó.

Una vez de tus manos
el coronel salió brillando,
qué pájaro perfecto,
cuántos colores, que lindo canto.

Ninguno de nosotros iba a volarlo
ya se sabía,
era un encargo caro del que mandaba,
del que tenía.

Llevabas en el puño,
Aquel dinero de la tristeza,
dinero de aguardiente,
del sol de Cuba, de la cerveza.

Y te seguimos todos, a celebrarlo,
sucios y locos.

Para ti Carta Oro,
y caramelos para nosotros.

El papalote cae…(repite estribillo)
La gente te chiflaba
cuando en la tarde subías borracho,
tú contestabas a piedras
y maldiciones a tus muchachos.

Eras el personaje de los trajines
de tu pueblo,
eras para la gracia, eras un viejo,
eras negro.

Una noche el respeto
bajó y te puso bella corona,
respeto de mortales,
que muerto al fin te hizo persona.

Pobre del que pensó,
pobre de toda aquella gente
que el día más importante de tu
existencia
fue el de tu muerte.

El papalote cae…(estribillo)

 

 

Anuncios
Publicado en Galería, Tradiciones | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Honra el pueblo de Cienfuegos a Fidel a un año de su paso a la eternidad

Esta galería contiene 6 fotos

Texto y Fotos Xiomara Rodríguez Pérez El Comandante en Jefe Fide Castro Ruz fue homenajeado hoy en un matutino especial por el pueblo de Cienfuegos al conmemorar el primer aniversario de su paso a la eternidad. Con la presencia de … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado , , | Deja un comentario

Más de 100 años cumple la Bella Durmiente de Cienfuegos

Onelia Chaveco

La leyenda de la Bella Durmiente en Cienfuegos tuvo su origen hace 110 años, luego del fallecimiento, a la edad de 24 años, de María Josefa Álvarez Miró, el 16 de julio de 1907.
Poco tiempo después fue colocada la escultura de una joven dormida sobre la tumba de María Josefa en el viejo cementerio municipal de Reina.
Como tal la quimera entretejida alrededor del misterioso fallecimiento de la muchacha en la flor de la vida, unido al simbolismo de la estatua sobre su sepulcro, está considerada entre las más hermosas historias de la ciudad de Cienfuegos
La efigie consiste en una hermosa joven que reposa dormida, recostada a una cruz, en el camposanto más antiguo de la ciudad cienfueguera.
Completa el conjunto escultórico un ramo de amapola que como símbolo de vida sostiene la muchacha en su mano derecha sobre el regazo y en la izquierda aplasta con suavidad una serpiente, en alusión a la muerte.

Versiones encontradas indican que la escultura fue encargada a un escultor italiano por la madre para perpetuar la memoria de la hija, en la figura de una damisela que no estuviera muerta sino solamente envuelta en un eterno sueño.
Sin embargo, otras interpretaciones citan el empeño del esposo, dueño del hotel Unión, de recordar a su amada con una figura que trascendiera por su belleza sublime al tesoro escultórico de la vieja necrópolis.
Aseguran que la Bella Durmiente cienfueguera tiene mucha semejanza con una obra esculpida por autor anónimo en un cementerio de Italia.
En la actualidad la escultura es uno de los elementos más atrayentes y representativos del cementerio municipal de Reina, fundado en 1839, y declarado Monumento Nacional en 1990.

Publicado en Mitos y Leyendas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario