Obreros multioficios en Cuba versus puestos vacíos por la COVID-19

Onelia Chaveco Fotos: Modesto Gutiérrez Cabo


Cienfuegos, 20 jun (ACN) La clase obrera en Cuba se ha crecido en tiempos de la COVID-19, y no queda de otra si de impulsar las metas económicas diarias se trata, para asegurar el cumplimiento de los planes reajustados.
   Desde marzo a la fecha, muchos obreros han debido asumir, además de su tarea, parte del trabajo del puesto vecino, ese que ocupa un trabajador que debió quedarse en casa por ser más vulnerable ante el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad infecciosa, o para cuidar a sus hijos pequeños.

   Jorge Rodríguez Peña, director de la Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad Social en este territorio, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que más de dos mil 600 madres obreras optaron por quedarse al cuidado de sus hijos menores, insertados en círculos infantiles, escuelas especiales y primarias.
   En esa protección del Estado cubano a los trabajadores están incluidos aquellos calificados de salud frágil, por padecer enfermedades como hipertensión, diabetes, o por ser cardíacos, entre otras afectaciones, que en caso de contraer la COVID-19 constituyen agravantes en el proceso de evolución del virus.
   Las administraciones de las entidades cienfuegueras declararon mil 588 trabajadores con fragilidad, quienes permanecen en casa con pago de la totalidad del salario en el primer mes y luego al 60 por ciento, conforme a lo dispuesto por el Gobierno cubano ante la propagación del virus.
   Por ambos conceptos miles de puestos de trabajo quedaron vacíos, entre los que se incluyen industrias y procesos de producción continua.
   Durante un recorrido por varias entidades de la provincia se pudo apreciar la entrega con que los colectivos laborales enfrentan la producción de renglones relevantes y para la exportación, como tabaco y café, o los servicios, tal es el caso del lavado de la ropa de los centros de aislamiento por la COVID-19.
   El nuevo centro de selección manual del grano en la Procesadora de Café Eladio Machín, del municipio de Cumanayagua, daba los toques finales del proceso de escogida del grano con un colectivo conformado por 30 trabajadores, pero casi la mitad tuvo que quedarse en casa por la pandemia.
   Clara Eulalia González, técnico en calidad en la beneficiadora, explicó que ahora con 17 obreros vinculados a la producción  han asumido todo el proceso con mucha responsabilidad, porque de ellos depende la selección de ese renglón exportable.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es jefe-de-produccion-en-beneficiadora-cafe-realiza-labor-de-montacargargiuero.jpg


   A Misael Águila Brito, jefe de producción de esa industria, lo encontramos conduciendo un montacargas en el trasiego de sacos de café, debido a que el verdadero conductor del equipo presenta enfermedades que lo tornan vulnerable en caso de contraer el coronavirus.
   Mientras, en la fábrica de Tabacos Torcidos enfrentaban el plan reajustado de

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 2905-confeccion-tabaco.jpg

exportación con menos personal, porque de 46 torcedores solo 27 acometen la actividad, aseguró Maidulys Martínez Bravo, administradora de esa planta.
   Los trabajadores quieren cumplir su producción, por ello laboramos una hora más cada día, y los sábados no laborables  también trabajamos, agregó.
   Martínez Bravo explicó que un torcedor de tabaco no se puede sustituir tan fácil, porque la preparación requiere tiempo y destreza, por ello los expertos de esa fábrica se ocuparon de las labores de los puestos vecinos.
   El lavatín de la calle San Carlos en la ciudad de Cienfuegos es otro ejemplo de cómo solo dos mujeres asumieron la labor del pequeño colectivo integrado por nueve, debido a que algunas de las trabajadoras padecen diabetes, hipertensión arterial o tienen niños a quienes cuidar en casa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es lavatin.jpg


   Carmen Hermida Alfonso, administradora de esa instalación, y la económica, María Elena Díaz Díaz, enfrentaron la riesgosa tarea de lavar los bultos de ropa de los centros de aislamiento, en jornadas de 12 horas, hasta que llegó el refuerzo de trabajadores reubicados del sector del Turismo.
   A pesar de las afectaciones por la pandemia, no se detienen esos enclaves productivos y de servicio, lo cual da vitalidad al territorio cienfueguero, un esfuerzo extra de la clase obrera que habla alto de su entrega incondicional en tiempos de COVID-19.oc/ls

Publicado en Galería | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Será Junio el mes en que regresan los seres queridos?

Onelia Chaveco 

  El regreso de la brigada médica cubana del Contingente Henry Reeve que regresó hoy a Cuba me hace pensar que  Junio  es el mes en que regresan los seres queridos a la Patria, y nos dan un sacudión tan grande en el alma que nos desbordanlas lágrimas y el sentimiento.

Hoy mientras veía a esos héroes llegar con la misión cumplida, y el orgullo de ser cubanos, recordé aquel 28 de junio pero de 2000, cuando en ese aeropuerto José Martí  de otro avión  al abrirse las puertas descendían a suelo patrio Juan Miguel y su niño Elián González, un pequeño que quisieron dejar raptado en las entraás del monstruo: Estados Unidos, y que ya no era tan el niño de Juan Miguel, sino de todos los cubanos y por qué no, de todo el mundo.

Ahora regresan nuestros médicos y enfermeros del epicentro de la pandemia en Lombardía Italia,  y en verdad ya no son tan nuestros, son de los pobladores de esa región, y de todas partes del mundo a donde se necesite salvar vidas.

 Que junio siga trayendonos  a quienes amamos con su carga de historia, de amor, de solidaridad, para desbordarnos el alma de tanta gratitud.

Publicado en Galería | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Salvar la simiente, cuestión de honor de quienes trabajan la tierra

Onelia Chaveco Fotos: Geidy Antón González

Cienfuegos, 17 may (ACN) Ahora que llegaron las lluvias de mayo los agricultores de la Unidad Básica de producción cooperativa (UBPC) Yumurí, en el municipio cienfueguero de Santa Isabel de las Lajas,  sienten el alivio porque el estoico esfuerzo realizado por salvar la simiente de boniato no fue en vano,  aunque muchos no crean su historia.  

Y es que cuando el hombre decide virarse para la tierra, ningún obstáculo merma su decisión, y mucho más en una de las localidades de mayor cantidad de tierras agrícolas  de secano de la provincia de Cienfuegos,  apenas sin sistemas de riego y disponibilidad de agua. 

En el momento de la visita de los reporteros de la Agencia Cubana de Noticias a los predios de la “Yumurí”,  un grupo de trabajadores agrícolas realizaba el riego de la plantación de bejuco de boniato. 

Pero lo sorprendente es que era un riego manual, cubo a cubo, planta por planta, y surco tras surco, en una labor aferrada a la mejor fibra del campesino por salvar su cosecha. 

José Rafael Martínez Hernández,  obrero agrícola de la UBPC, aseguró entonces que el pozo estaba seco por la sequía de los meses primero del año, y por ello no podían dejar morir aquellas siembras  de bejuco de boniato, de donde garantizarían la semilla para plantar en el próximo junio, mes óptimo de ese renglón. 

Mientras Martínez Hernández contaba que de aquella manera han cosechado calabaza, yuca y maíz en diferentes etapas del año, para mantener los suministros estables a la población,  el resto de los obreros no se detuvo en su ir y venir bajo el sol ardiente, protegidos con sombreros o gorras y nasobucos. 

Raúl Diez Guzmán, jefe de la Unidad, explicó que aunque dependen de la naturaleza, tenemos selladas casi todas las áreas, y los rendimientos son considerables, incluso en el aporte de caña a la zafra 2019-2020 alcanzaron 59,9 toneladas por hectáreas. 

Mostró la conservación de la semilla de yuca, unos cangres fornidos que esperaban a la sombra de un algarrobo por ser plantados. 

Lester Eduardo Ojeda León, delegado de la agricultura en ese municipio, indicó que ya tres fincas de productores en esa localidad recibieron aprobación para ser electrificadas y montar los sistemas de riego.

Como su nombre lo indica, Lajas es conocida histórica y culturalmente como Santa Isabel de las Lajas, nombre de origen hispano relacionado con algunas características de su suelo -las lajas-, o sea, las piedras, con pocas reservas hídricas en su manto subterráneo.

Publicado en Galería | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario