Vigencia de un poema de Nicolás Guillén en la Bolivia de hoy.


Una guitarra en duelo mayor para Bolivia

Onelia Chaveco

  Como una premonición poética,  Nicolás Guillén escribió  un poema que  hoy como nunca antes sigue siendo un llamado  de alerta, una convocatoria al raciocinio, un alto a los desafueros en Bolivia.

 GUITARRA EN DUELO MAYOR es un poema octosílabo que se conoce más  por la frase que se repite 21 veces en  10 estrofas: soldadito boliviano o en su defecto soldadito de Bolivia.

soldadito boliviano

  Guillén les habla cara a cara a los soldaditos de ese país para decirle que el muerto no era otro que el Che Guevara, un argentino y cubano. Que era el mejor amigo de los pobres desde Oriente al altiplano. Corrían los años 60 del siglo XX.

 En abril de este año el músico Santiago Laserna  escribió un comentario intitulado Bolivia en las canciones, donde  hace una revisión  sobre cómo se menciona al país en esa esfera a nivel mundial, y donde indica que en la letra del poema de Guillén “se menciona al soldado boliviano en diminutivo y con tono condescendiente, pintándonos como víctimas fáciles de la influencia del “imperio” norteamericano: “Soldadito de Bolivia, soldadito boliviano/armado vas de tu rifle, que es un rifle americano”.

 Lástima que con esos rifles dieron muerte a uno de los más grandes luchadores por los pueblos del mundo: Ernesto Che Guevara.

 Entonces más que premonición de Guillén,  hoy es una confirmación  el óleo que pintó el poeta cubano sobre esa liviandad de los militares bolivianos que no apoyaron al presidente Evo Morales, quien tanto hizo por ese pueblo diverso de mineros, indígenas, gente noble y trabajadora.

 Y ahora estos militares, hijos de aquellos soldaditos bolivianos, vuelven las armas contra la población para masacrar a sus hermanos indefensos que luchan por la justicia.

 Lo dice el poema: “Pero aprenderás seguro, soldadito boliviano que a un hermano no se mata, que no se mata a un hermano que no se mata a un hermano, soldadito de Bolivia”; pero la lección no fue aprendida, por los hijos de los hijos y hoy ya hay una decena de muertos en ese país latino.
 Según  Víctor Pérez Galdós, Nicolás Guillén en sus Memorias reflejadas en el libro “Páginas Vueltas”, señaló que esta obra cumplió su propósito de ofrendar a la memoria del héroe  Ché Guevara un poema netamente popular, tanto por su forma como por su contenido.

Luego supo el Poeta Nacional que su poema Guitarra en Duelo Mayor había sido musicalizado por el español Paco Ibáñez, quién incluyó esta creación en un recital ofrecido en el teatro Olimpia de Paris en 1970, solo dos años después de los movimientos sociales de mayo de 1968 en Francia , conocido como el mayo francés.

 Aquí les dejo con la vigencia de la letra del poema de Guillén, y el poema musicalizado  e interpretado por Paco Ibañez en este video.

GUITARRA EN DUELO MAYOR

Nicolás Guillén

I

Soldadito de Bolivia,
soldadito boliviano,
armado vas con tu rifle,
que es un rifle americano,
soldadito de Bolivia,
que es un rifle americano.

II

Te lo dio el señor Barrientos,
soldadito boliviano,
regalo de mister Johnson,
para matar a tu hermano,
para matar a tu hermano,
soldadito de Bolivia,
para matar a tu hermano.

III

¿No sabes quien es el muerto,
soldadito boliviano?
El muerto es el Che Guevarra,
y era argentino y cubano,
soldadito de Bolivia,
y era argentino y cubano.

IV

El fue tu mejor amigo,
soldadito boliviano,
el fue tu amigo de a pobre
del Oriente al altiplano,
del Oriente al altiplano,
soldadito de Bolivia,
del Oriente al altiplano.

V

Esta mi guitarra entera,
soldadito boliviano,
de luto, pero no llora,
aunque llorar es humano,
aunque llorar es humano,
soldadito de Bolivia,
aunque llorar es humano.

VI

No llora porque la hora,
soldadito boliviano,
no es de lagrima y pañuelo,
sino de machete en mano,
sino de machete en mano,
soldadito de Bolivia,
sino de machete en mano.

VII

Con el cobre que te paga,
soldadito boliviano,
que te vendes, que te compra,
es lo que piensa el tirano,
es lo que piensa el tirano,
soldadito de Bolivia,
es lo que piensa el tirano.

VIII

Despierta, que ya es de día,
soldadito boliviano,
esta en pie ya todo mundo,
porque el sol salió temprano,
porque el sol salió temprano,
soldadito de Bolivia,
porque el sol salió temprano.

IX

Coge el camino derecho,
soldadito boliviano;
no es siempre camino fácil,
no es fácil siempre ni llano,
no es fácil siempre ni llano,
soldadito de Bolivia,
no es fácil siempre ni llano.

X

Pero aprenderás seguro,
soldadito boliviano,
que a un hermano no se mata,
que no se mata a un hermano,
que no se mata a un hermano,
soldadito de Bolivia,
que no se mata a un hermano.

Acerca de Onelia Chaveco

Soy periodista cubana
Esta entrada fue publicada en Galería y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s