Cuando se casa la hija del diablo


Marta Hernández  (mhc@acn.cu)indice

Para los cubanos la hija del diablo se casa cuando llueve con sol, ese proverbio, tan antiguo como el mismo fenómeno, se escucha por pueblos y ciudades, proferido por hombres y mujeres de diferentes edades, orígenes y profesiones.
Sin embargo, hay una explicación científica para el fenómeno que tiene repercusión en el imaginario popular de otras  naciones.
Aldo Moya, experto del Centro Provincial de Meteorología, de Villa Clara, explicó a la ACN que el evento ocurre cuando la cubierta nubosa de una zona es poca y no logra cubrir totalmente al astro Rey, entonces suceden chubascos breves a intervalos.
El especialista agregó que pueden reportarse en cualquier época del año, y son menos frecuentes durante el mes de julio, cuando  las precipitaciones se caracterizan por ser abundantes y ocurrir preferiblemente en horas de la tarde.
Recorridos por diferentes sitios digitales ofrecen versiones similares, entre ellas  que las lluvias soleadas están condicionadas por el ángulo del sol dependiendo de las diferentes horas del día y la poca presencia de nubes.
Hay países como Argentina donde se dice que en esos instantes se está casando una bruja.
Por ejemplo, en Japón se cree  que, cuando llueve y hace sol, es porque los zorros están celebrando la boda, y la creencia añade que esos animales provocan lluvias con esas características para que los humanos asustados  entren a sus casas y no puedan ver el enlace.
En otras latitudes del mundo los nativos afirman que los tigres contraen matrimonio, en Bulgaria que son los osos, y en Inglaterra aseguran que cuando la lluvia deja ver al sol es porque se unen los monos.
Mientras, en los Estados Unidos e Indonesia la ocurrencia del fenómeno se relaciona con nacimientos o muertes.
En Francia dicen que “el diablo le está pegando a su mujer con una escoba”, o sea la lluvia es la esposa llorando y el diablo es el sol.
De manera general estudiosos de las tradiciones refieren que el origen más seguro de esa expresión universal podría ser una adaptación cristiana de la leyenda romana en la que Júpiter (Dios del fuego), pelea con Junín, deidad que encarga la humedad.
De una u otra forma los seres humanos dieron una explicación al fenómeno y hoy a pesar de los avances tecnológicos y el conocimiento general de los cubanos, todavía en la Isla los chubascos que ocurren bajo la fuerte luz del sol tropical recuerdan que ese día “ la hija del diablo se casa”, aunque nadie sabe con quién ni dónde.

Anuncios

Acerca de Onelia Chaveco

Soy periodista cubana
Esta entrada fue publicada en Galería, Mitos y Leyendas, Mundo insólito, Tradiciones y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s