Jugar pelota con Chávez, un privilegio para Antonio Muñoz


Onelia Chaveco

El pelotero Antonio Muñoz, conocido en Cuba y el mundo como el Gigante del Escambray, se considera un cubano privilegiado por haber jugado pelota en dos ocasiones con el líder de la revolución bolivariana Hugo Chávez Frías.Chavez-jugando
En medio de la jornada Por aquí pasó Chávez, Muñoz recuerda esos dos encuentros, en los cuales pudo compartir codo a codo con el ex-presidente venezolano, a quien califica como un hombre que dio una luz de esperanza para América Latina.
Relata el jonronero del equipo Cienfuegos, que participó en La Habana en un tope de béisbol entre las novenas de veteranos de Cuba y Venezuela, dirigidas por el Comandante en Jefe Fidel Castro, y Chávez, respectivamente.
Agrega que antes del encuentro, Iván López, narrador deportivo, le había comentado a Chávez que Muñoz le iba a dar un tremendo cuadrangular.
El líder bolivariano preguntó entonces por el famoso pelotero a quien conocía por su historial deportivo.
Cuenta que ya en medio del juego, en la primera vez al bate, le dio un batazo grande para la mano suya, y aunque resultó out, Chávez quedó muy contento, vino para la primera base y lo abrazó.
Lo cierto es que Chávez era un gran amante del deporte, y en especial de la pelota buena, de la gran jugada, y aunque los cubanos fueran sus rivales en ese partido, una línea bien colocada por el Gigante del Escambray, resultaba un gesto admirable.
Dice Muñoz que la segunda vez que compartió las vivencias de un tope beisbolero con ese mandatario latinoamericano fue en Barquisimeto, Venezuela.Munoz-display
Entonces Chávez jugó la primera base en ese desafió –dice Antonio- y como fue el primer jugador cubano en embasarse, pudo conversar mucho con él.
Después, Hugo se puso a lanzar desde la lomita al Comandante en Jefe, y con un lanzamiento final, lo ponchó, pero Fidel no quería creer que aquello fuera un strike.
Al final del encuentro, Fidel le pidió al guajiro del Escambray que pronunciara unas palabras a los cubanos y venezolanos, y en especial a Chávez.
“Me referí a la lucha del líder bolivariano por la América, algo soñado por José Martí y Bolívar”, recordó.
“Entonces aplaudieron; el Presidente venezolano me abrazó y felicitó, y dijo que siguiera siempre adelante”.
Hoy, cuando todos recuerdan los lugares por donde transitó el dirigente latinoamericano, y en especial la huella hermosa dejada en su marcha, este cubano estelar puede decir que por él también pasó Hugo Chávez

Anuncios

Acerca de Onelia Chaveco

Soy periodista cubana
Esta entrada fue publicada en Personas legendarias y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s