Abanicos que cuentan mil historias de amor


Por: Onelia Chaveco

abanicos La gama de abanicos que atesoran los museos de la provincia de Cienfuegos pueden contar mil historias de amor y desencuentros. Desde inicios del siglo XIX, cuando se fundó la villa Fernandina de Jagua, el abanico devino pieza reliquia entre la mayoría de las familias.
Según el investigador David Soler, en esta ciudad los abanicos estuvieron vinculados al quehacer social y cultural de la localidad, por ello se relacionaron con las bodas o bautizos, fiestas, presentaciones en sociedad, entre otras.
También fue un objeto decorativo tanto personal como para salas, aposentos y habitaciones de los inmuebles en la naciente ciudad fundada por franceses, donde cada vez era más prominente la burguesía azucarera y comercial.
Afirma el especialista en patrimonio que la fabricación de los abanicos propició gran diversidad en su superficie desplegable, donde se tensa las varillas, que se denomina país y en la cual los artistas locales decoraron sinnúmeros de motivos al punto de lograr la socialización de la obra de arte
Muchos comercios cienfuegueros del siglo XIX y XX estaban dedicados a la venta del artículo, ello permitió la creación de colecciones particulares entre las mujeres, desde las amas de casas y aquellas pocas que podían tener un cargo público, porque en definitiva era una de las piezas que distinguía a sus dueñas.
Afirma Soler que resulta frecuente encontrar en las fotografías de la época, tanto de las instituciones culturales, sociales, artísticas, en paseos, muelles, quitrines o autos, a mujeres con altos atuendos y abanicos en sus manos, muchos de estos elaborados con sándalo.
Añade en su investigación que hubo abanicos neoclásicos, art noveau , art decó, pericones, abanicos barajas, orientales, hoy representados en las colecciones de los museos de Abreus, Cumanayagua, y Provincial de Cienfuegos.
Sin dudas, el abanico deviene uno de esos objetos que identifican sociedades y simbolizan comunidades, con un lenguaje muy propio tanto que permitió a los más osados enamorar mediante todo un código de mensajes hermosos y apasionantes.

Anuncios

Acerca de Onelia Chaveco

Soy periodista cubana
Esta entrada fue publicada en Tradiciones y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s