S.O.S por el caballo cubano


Por: Onelia Chaveco

caballos Al caballo cubano debiera hacérsele un monumento. Su utilidad ha sido más que probada por siglos.
Afirman que en especial el caballo cubano de paso es una raza originada en Cuba a partir del caballo Español, por ello se caracteriza por su marcha fina y gualdrapeada, es un animal fuerte y de apariencia elegante.
Desde tiempos lejanos se usó como medio de transporte, sobre su grupa viajaron cientos de kilómetros desde un extremo a otro de la isla de Cuba, a través del camino real que tenía posadas donde jinetes y caballos encontraban descanso, alimento y agua para proseguir la marcha al día siguiente.
Luego vinieron las calesas, volantas y quitrines tirados por caballos que paseaban a las familias adineradas por los más esplendidos prados de las ciudades.
La equitación tuvo como protagonista al jinete y su cabalgadura, mientras en la otra cara del asunto muchos caballos fueron utilizados para roturar la tierra.
Así andando en el tiempo, se convirtió en pieza imprescindible en las guerras libertarias, sobre su montura cabalgaron y enfrentaron columnas numerosas los grandes patriotas como Antonio Maceo y Máximo Gómez, cuyos caballos pasaron también a la historia.
En la Sierra Maestra el caballo fue importante, sobre todo para transportar las mercancías, alimentos y armas para los rebeldes cubanos que luchaban por liberar a Cuba del gobierno de Fulgencio Batista.
Con los tiempos difíciles que corren en la isla el caballo salió del campo para recorrer calles de ciudades y urbes para tirar de los coches, devenido medio de transportación por excelencia.
Con todo este historial, donde se refleja cuanto acompañaron la vida y luchas de los hombres, los caballos merecen un monumento.
Entonces ¿Por qué tantos maltratos a esos animales? Más que maltratos habría que decir abuso. Una escucha como cocheros a cualquier hora del día o la noche propinan una endemoniada paliza a esos equinos, los cuales precisamente aportan un dineral al bolsillo del dueño.
Son tan brutos esos cocheros que muchos temen hacerle un reclamo porque la mayoría de las veces van la paliza las dan con el plan de machete.
¿Quién controla a esos hombres brutos, más brutos que los propios caballos? Los organismos que velan por la ganadería, y controlan con censos y otros mecanismos la existencia del ganado debían chequear periódicamente esta situación.
Incluso inspectores del tránsito sumarse en la sanción de estos espectáculos que en definitiva es una alteración del orden y por ende involucra a la policía.
¿Por que no descartar quienes son los cocheros con condiciones para laborar en ese giro? Creo que deben tener ciertos requerimientos, no solo conocer las leyes del tránsito, ser amable con el público, pero además ser humano de verdad con el caballo, el cual en definitiva es quien lleva la carga pesada.

Anuncios

Acerca de Onelia Chaveco

Soy periodista cubana
Esta entrada fue publicada en Galería, Tradiciones y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s