Ensilaje, tradición rentable en la ganadería


Por Onelia Chaveco

Incrementar las fuentes nacionales de alimento animal constituye una loable experiencia entre los ganaderos de Cienfuegos, provincia que mantienen estable la producción de nutrientes mediante el proceso de ensilaje.
El territorio tiene fuerte tradición de asegurar los suministros alimenticios al rebaño en la etapa de sequía, con solo procesar todo el pastizal sobrante de la época primaveral, ello permite a los cienfuegueros disponer de miles de toneladas de ese producto cada año.
Así dan respuesta también al lineamiento 192 de la Politica Económica, que promueve el empleo de los recursos autóctonos y locales en el desarrollo de la ganadería cubana.
En el mes de agosto Cienfuegos completó tres mil 500 toneladas de ensilaje y en lo que va de septiembre el propósito es cortar y acopiar todo el forraje excedente en los campos, aseguró a la AIN Marcelino López Mustelier, jefe del departamento de aerotecnia de la Agricultura en este territorio.
Mediante el ensilado los ganaderos dan los cortes a tiempo al forraje y con ello logran un mayor crecimiento de las plantaciones.
Según el experto, esta labor se acomete en las tres empresas pecuarias: Rodas, La Sierrita y el Tablón, con solo siete tractores, cuatro silocosechadoras y equipos o accesorios de apisonamiento, entre otros.
Dijo que en esa actividad resulta primordial el troceado bien pequeño de las hierbas, y vigilar la temperatura de fermentación para no sobrepasar los 45 grados, a fin de mantener los indicadores nutricionales del pasto natural.
Con la estrategia de fabricar ensilaje en las áreas más cercanas a la masa vacuna, acá aprovechan la disponibilidad de máquinas moledoras en granjas y vaquerías para elaborar pequeños silos, una experiencia factible de acometer entre las entidades ganaderas de toda Cuba.
El Tablón, empresa insignia cienfueguera, avanza en tal sentido con la obtención de 919 toneladas de ese forraje seco, además de otras variantes como caña, kingrass y pastos, destacó Camilo Santana, jefe de cultivos varios y agrotecnia.
Momentos de mayor esplendor del ensilaje en la Isla aconteció en la década de los 80 del pasado siglo, entonces la provincia sureña acumulaba unas 250 mil toneladas del producto.
Cuba preserva forraje por técnica de ensilaje desde 1962 en que produjeron los primeros volúmenes y en 1982 el país alcanzó los tres millones 44 mil 300 toneladas, según una investigación publicada en la Revista Electrónica Veterinaria de noviembre de 2006
En ese trabajo del Doctor en Medicina Veterinaria Enrique A. Silveira y del ingeniero pecuario Reinaldo Franco, ambos profesores de la universidad Marta Abreus de las Villas, se refiere que luego del periodo especial solo destacaban en esa actividad las provincias de Ciego de Ávila, Granma, Pinar del Rio, Guantánamo, Las Tunas, La Habana y Cienfuegos.

Anuncios

Acerca de Onelia Chaveco

Soy periodista cubana
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s