Almas de Penélope


Las mujeres de la familia Cantillo nacieron con almas de Penélope.

Hacer canastilla es un arte

No porque tengan la paciencia de la emblemática  esposa que por 20 años se mantuvo a la espera de su Ulises.   Lo digo porque poseen tantas habilidades en las artes manuales, desde el tejido hasta la costura. Y porque más de dos década, marcó a las generaciones de esas féminas en los trasiego de tijeras, hilos, bordados y encajes para crear verdaderas obras de arte en el vestir.

Primero fue la bisabuela, luego la abuela, todas las hermanas y la propia Mercedes Cantillo Suárez, que acogieron en Cienfuegos el oficio a modo de sustento, y sobre todo como entretenimiento mayor.

Asegura Mercedes, o Chavela como todos le conocen por acá, que su hija desde pequeñita hacía los vestidos de su muñeca y así aprendió a coser.

Ahora con 22 años e insertada al trabajo por cuenta propia abrió su establecimiento denominado El Atelier de Chavela y dedicado a la elaboración de canastilla y vestuario para niñas y niños de hasta cinco años.

Alguien me comentó que las ropas del bebé son las piezas más exhibidas dentro del vestir. Desde los preparativos de las canastillas son mostradas a familiares, vecinos y amigos.

Incluso alrededor de las diminutas prendas hay un modo de ritual, porque códigos arcaicos han impuesto diferenciar los sexos  mediante los colores azul y rosado, talmente como si la riqueza espiritual del ser humano desde las primeras horas de vida se redujera a los atuendos exteriores.

Por Cienfuegos además hay la tendencia a vestir de amarillo a los bebés cuando salen del Hospital Materno, a manera de una avizorada buena suerte al enfrentar el mundo exterior.

Pero Chavela y todas las Cantillos no creen en los clichés. Elaboran prendas para todos los gustos y en especial para que los bebés se vean hermosos. Incluso regalaron una canastilla a la primera bebé que nació el Primero de Mayo.

A diferencia dela Penélopeque solo esperaba y tejía para luego al día siguiente destejer, las féminas de este proyecto mantienen su laboriosidad  y sobre todo conjugan lo bello y lo útil en sus más tiernas creaciones, sobre todo a sabiendas que van destinadas a las etapas más hermosas de la vida.

Anuncios

Acerca de Onelia Chaveco

Soy periodista cubana
Esta entrada fue publicada en Tradiciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s